fondo header
actualidad

3 mitos de la Incontinencia Urinaria

La incontinencia urinaria es la pérdida accidental de orina en momentos inapropiados. Es un síntoma de que algo más está sucediendo en el cuerpo, no es una enfermedad y no es un diagnóstico. Y, aunque resulta complicado estimar su prevalencia ya que se padece en silencio, se estima que el 64% de las mujeres y el 34% de los hombres mayores de 80 años padecen algún tipo de incontinencia.
Existen una serie de mitos que rodean la afección que deberíamos desterrar para conocerla mejor y acompañar mejor a quienes la padecen.
 

dudas incontinencia urinaria 

 

No puede hacerse nada por los pacientes con demencia que sufren incontinencia

¡Mito! La persona con demencia puede perder la capacidad cognitiva necesaria para ir al baño de forma satisfactoria y también puede perder la capacidad de comunicar sus necesidades. Recordar a la persona que use el inodoro a intervalos regulares, ajustar la ropa para que sea fácil de manejar, hacer que el inodoro pueda identificarse fácilmente y elegir productos para controlar la incontinencia pueden resultar de ayuda. De este modo pueden reducir su incidencia y mejorar su calidad de vida.

 

Beber lo menos posible mejorará la incontinencia

¡Mito! Restringir la ingesta de líquidos para evitar accidentes no es una buena idea. Los niveles muy bajos de líquidos pueden predisponer a las personas a la incontinencia, ya que la deshidratación puede provocar estreñimiento e infecciones del tracto urinario que a su vez pueden contribuir a la incontinencia urinaria.

 

El envejecimiento y la incontinencia van de la mano

¡Mito! La incontinencia urinaria no es inevitable con la edad. Si bien los cambios fisiológicos normales que ocurren con la edad pueden afectar a la capacidad de la persona mayor de mantener la continencia, el envejecimiento como tal no es la causa. Puede considerarse un factor de riesgo junto con muchos otros como el embarazo, la obesidad, las enfermedades neurológicas, las infecciones y los trastornos genéticos y hereditarios. Personas de cualquier edad pueden sufrir de incontinencia.

Los mitos nos impiden ver con claridad lo importante, la incontinencia urinaria es una afección que disminuye la calidad de vida de millones de personas en el mundo. Hablar con el médico ante los primeros síntomas aumentará la probabilidad de disminuir los efectos y mejorar la calidad de vida.



No te pierdas ninguna novedad y accede a
todos los beneficios de La Nueva Serenidad.

Regístrate

Volver a Actualidad

Publicado en Incontinencia el 25/01/2021.

×

AVISO

Los contenidos del sitio web al que está intentando acceder

están dirigidos exclusivamente al profesional sanitario facultado para prescribir o dispensar  medicamentos en España.


Confirmo que soy profesional sanitario

CONFIRMAR | CANCELAR