Enfermera gestora, esencial en la organización y gestión

Enfermera gestora, esencial en la organización y gestión

enfermera gestora

La enfermera gestora tiene un papel clave en la planificación, organización y gestión de los recursos, facilitando una cultura de trabajo profesionalmente gratificante.

En muchos aspectos, la pandemia ha cambiado la percepción que tiene la sociedad respecto a la salud y a los profesionales que trabajan en ella. En este entorno de crisis, las condiciones de trabajo del colectivo sanitario se han visto alteradas, muy especialmente las condiciones y los roles de enfermería. Es por ello, que los expertos y representantes reclaman acciones y políticas que ayuden a potenciar la motivación y las competencias de este colectivo.

Dichas competencias han sido fundamentales durante la pandemia en todos los ámbitos del sistema de salud, muy especialmente en Atención Primaria por tratarse del primer eslabón de la cadena sanitaria. Las enfermeras han demostrado estar cualificadas para asumir mayores responsabilidades y competencias en todos aquellos lugares de trabajo donde han intervenido. 

Desde la OMS se reclama la necesidad de invertir en motivación, liderazgo y formación en enfermería, un colectivo clave para poder disponer de un sistema sanitario resiliente.

Además, otro factor importante es poder disponer del número de enfermeras necesarias, ya que actualmente en España la ratio está muy lejos de la que tienen los países de nuestro entorno. Todo ello, sin olvidar la importancia de mejorar las condiciones de trabajo, ya que cuando el entorno de trabajo es malo, los resultados de los pacientes no mejoran, a pesar de incrementar el número de enfermeras. Sin embargo, al mejorar la ratio de enfermería en un entorno de trabajo saludable, se ha demostrado que disminuye la mortalidad de los pacientes. 

Un buen entorno de trabajo se considera aquel donde las enfermeras tienen autonomía, pueden ejercer su liderazgo y existe relación y colaboración interprofesional. 

La enfermera gestora, clave en la sanidad del futuro

La enfermera gestora es la responsable de planificar, organizar y crear entornos que fomenten el trabajo en los equipos de enfermería. Sus actuaciones deben estar enfocadas a la calidad, eficiencia y control de costes en tres niveles diferentes de gestión: operativo, logístico y de alta dirección. Cada uno de ellos, con distintos niveles de autonomía y donde las competencias serán la clave para conseguir ser eficaces en el desempeño.

Las enfermeras gestoras son responsables de la organización de recursos y participan en las estrategias para mejorar los resultados relativos al cuidado de los pacientes. Su involucración será clave para poder alcanzar las metas de la organización.

Competencias de las enfermeras gestoras

Aunque el sistema sanitario español todavía no dispone de un modelo único y consensuado sobre las competencias de las enfermeras gestoras, algunas de las competencias básicas a tener en cuenta son: 

  • Toma de decisiones. 
  • Liderazgo.
  • Gestión de conflictos.
  • Colaboración y habilidades para gestionar equipos. 
  • Gestión de las relaciones.
  • Habilidades de comunicación y escucha. 
  • Inteligencia emocional.
  • Gestión de recursos.

De todas ellas, la toma de decisiones se considera la competencia más relevante. En este sentido, varios estudios destacan la importancia de la toma de decisiones y las consecuencias negativas cuando las enfermeras gestoras carecen de dicha competencia en su perfil.

Enfermera gestora de casos, garantía de eficiencia y continuidad asistencial

A causa del progresivo envejecimiento de la población y del aumento de los pacientes crónicos, pluripatológicos y polimedicados, el papel de la enfermera gestora de casos es más importante cada día. De hecho, constituye un eslabón clave para garantizar la continuidad asistencial y la eficiencia del sistema sanitario.

La enfermera gestora de casos, o de enlace como también se denomina en algunas comunidades autónomas, es la encargada de facilitar a los pacientes todos los servicios sanitarios y sociosanitarios relacionados con sus necesidades. Actúa como interlocutor único de todo el equipo sanitario con el paciente y sus familias.

  • Evita duplicidades.
  • Mejora la calidad y efectividad de los resultados clínicos. 
  • Ofrece continuidad asistencial.
  • Facilita la coordinación entre los diferentes niveles y profesionales.
  • Reduce las visitas a urgencias y los ingresos hospitalarios, ahorrando costes.
  • Facilita información sobre la evolución del paciente y resuelve las necesidades clínicas, terapéuticas y diagnósticas que sean necesarias para la evolución de la patología.

La enfermera gestora de casos ha demostrado mejorar la calidad de vida y la seguridad de los pacientes. 

Una vez se haya realizado la valoración inicial individualizada del paciente y conozca todas sus necesidades, la enfermera gestora de casos debe ser el referente y la guía del paciente a lo largo de todo el proceso asistencial, con el objetivo de ofrecer la mejor atención y cuidados posibles.

Principales competencias de la enfermera gestora de casos:

Relativo a la actitud: 

  • Inquietud por la innovación y la investigación.
  • Orientada a la obtención de resultados en salud, trabajando para conseguir calidad y excelencia.
  • Actitud crítica.
  • Motivación hacia la mejora continua.
  • Visión integral de la persona y atención centrada en el paciente.
  • Colaboración y coordinación con el resto del equipo.

Relativo a las habilidades: 

  • Facilidad de comunicación escrita y verbal.
  • Desarrollo de relaciones interpersonales constructivas.
  • Negociación y resolución de conflictos. 
  • Aceptación de situaciones nuevas e inesperadas.
  • Gestión de riesgos.
  • Planificación y organización efectiva de los recursos.
  • Manejo de la tecnología para la información y comunicación.

Conocimientos: 

  • Valoración geriátrica integral.
  • Recursos de financiación y dispositivos de ayuda en materia sociosanitaria.
  • Estándares de calidad asistencial. Ofimática básica.
  • Conocimiento de los diferentes sistemas de información disponibles.
  • Seguridad asistencial. 
  • Conocimiento de la red social y los dispositivos disponibles según cada comunidad autónoma.
  • Gestión de recursos para rentabilizar y optimizar las actuaciones.

Teniendo en cuenta que el futuro más inmediato estará marcado por el envejecimiento de la población y el aumento de los pacientes crónicos complejos, las enfermeras gestoras son una pieza clave para la supervivencia del sistema sanitario. Es muy importante poner en práctica un abordaje multidisciplinar de las enfermedades crónicas incorporando al colectivo de enfermería con nuevas funciones y responsabilidades. Al mismo tiempo, hay que invertir en motivación y formación para hacerlo posible.

Bibliografía

1-Las enfermeras piden a Sanidad políticas de motivación. El Día de Valladolid. Mayo 2022.
2-San Martín-Rodríguez, et al. Las enfermeras tras la pandemia por Covid-19: ¿ahora qué?. Enferm. Clin. 2022 January-February; 32(1): 1–3.
3-González García A. et al. Modelo de competencias para la gestora enfermera. Metas de Enfermería. Diciembre 2019/enero 2020; 22(10);5-13.
4-González Feijó M. Enfermera gestora de casos, eficiencia para el paciente y el SNS. Enfermería TV. Enero 2020.
5-La enfermera gestora de casos; garantía de coordinación y de continuidad asistencial. Conselleria de Salut. Illes Balears 2017.
6-Los pacientes reclaman la figura de la enfermera gestora de casos para el manejo de las enfermedades crónicas. Plataforma de organizaciones de pacientes. Marzo 2022.

Ilustración Doctor Ok

¿Eres profesional sanitario?

Los contenidos del sitio web al que está intentando acceder están dirigidos exclusivamente al profesional sanitario facultado para prescribir o dispensar medicamentos en España.

Bienvenid@,
nos encanta verte por aquí.